El empeño de todo el equipo fue conseguir un aceite de oliva virgen extra de la máxima calidad y poner a la variedad autóctona Cornicabra en el puesto que merece.

Trabajando desde el campo hasta la almazara, cuidando todo el protocolo de calidad desarrollado por nuestra asesora Mar Luna Villacañas hemos conseguido elaborar un virgen extra de explosión en nariz y boca.

No pasará inadvertido…y eso demuestra su calidad nutricional. Y para que lo podáis comprobar os dejamos Analítica Química, Ficha Nutricional y Panel de Cata. Disfrutad